25 agosto 2016

Los frutos del trabajo en equipo: ¡por fin Erika comienza a leer!

En mis cuatro años de servicio que tengo como docente de apoyo de USAER siempre había querido tener la oportunidad de trabajar con alumnos con Síndrome de Down; hasta hace apenas un año, llegó a la escuela mi primera alumna con estas características. Erika tiene 11 años, es la menor de tres hermanas, cursaba el año pasado 5º de primaria en una escuela regular, le encanta la música y pertenecer a un grupo. Pese a todas sus ganas de aprender, y estar ya en 5º año, Erika no sabía leer ni escribir, y se daba cuenta de ello. Imitaba la escritura haciendo bolitas y pasaba mucho tiempo coloreando o recortando o copiando sin sentido para llenar cuadernos mientras sus compañeros hacían sus trabajos. Su maestra de grupo no tenía idea de por dónde empezar a trabajar con ella la lectura y la escritura.



El primer pensamiento que cruzó por mi mente fue alegría, puesto que nunca había tenido la oportunidad de trabajar y convivir con ellos (ni siquiera siendo alumna de la Normal). Pasados los días de le euforia y todas las emociones encontradas de felicidad, me tuve que poner a pensar qué trabajo íbamos a desarrollar conjuntamente la maestra de grupo, la escuela y la USAER hacia la alumna y cómo haríamos para que la niña sintiera el gusto por aprender a leer y escribir.

Los primeros meses fueron de orientación a la madre y a la maestra sobre actividades previas que nos ayudarían para el acceso de lectura y escritura, y sobre todo el reconocimiento de su nombre “Erika”. La verdad es que yo no conocía mucho sobre el método de lectura y escritura de Troncoso y Mercedes del Cerro, tenía nociones y había medio explorado en internet.

No fue hasta el mes de enero año con la maestra de grupo que nos adentramos en la aventura de explorar más a profundidad el método y a “ensayo – error” y comenzamos con las primeras palabras. Posteriormente hicimos contacto con Declic quien en marzo de 2016 nos brindó un taller de capacitación para docentes de todos los niveles y pudimos perfeccionar nuestro trabajo. A partir de la capacitación modificamos nuestra metodología y materiales diversos (fichas, tarjetas, loterías) y continuamos con palabras de su contexto, trabajamos con más tiempo en casa y escuela, orientando a la madre de familia para dar seguimiento en el hogar.

A la fecha Erika reconoce aproximadamente cuarenta palabras, puede leer pequeños textos e incluso fue participe del programa de lectura titulado ´´El Quijote nos invita a leer´´ donde se hizo la sensibilización de las personas con discapacidad y la apertura de otros niños para que se motiven a leer. En el segundo curso que se dio en Cd. Juárez en el mes de junio, se pudo ver el gran avance que ha dado y la seguridad con la que puede leer palabras y frases con comprensión.  Los libros personales han sido un gran apoyo para trabajar con Erika la motivación por seguir aprendiendo nuevas palabras.

video


Ha sido mucho trabajo en conjunto tanto de la maestra de grupo, quien destina tiempo de sus clases para trabajar con Erika, la madre de familia realiza material y fichas con orientación para seguir en casa y, sobre todo, la perseverancia de la escuela primaria por el interés de que todos sus alumnos accedan a la lectura y escritura. Vamos por muy buen camino. En el poco tiempo que tenemos trabajando con el método, hemos visto como la alumna se interesa por leer, no únicamente sus fichas, sino ahora quiere leer todo lo que está a su alrededor. Con método es posible avanzar, sin método ponemos piedras innecesarias en el camino de aprendizaje.

Muchas gracias a Declic por impulsarnos a seguir adelante y hacer que nuestros chicos formen parte de una sociedad cada vez más incluyente.
Marisol Chávez R.
Maestra de apoyo USAER

13 agosto 2016

Irse de campamento

Irse de campamento ayuda a cambiar de perspectiva. Nos da un espacio y un tiempo para estar con nosotros mismos, para convivir con nuestros compañeros y con la naturaleza. Nos da la oportunidad de alejarnos de la rutina, de las prisas y los deberes y de conectarnos con nuestras propias motivaciones y necesidades.

Quizás es por eso que las primeras preguntas para irse de campamento suelen estar dirigidas a uno mismo: ¿a dónde quiero ir? y ¿qué quiero hacer? Después de estas dos preguntas surgen muchas ideas: ¡una fogata!, ¡un rally!, ¡nadar!, ¡hacer caminata! Y entonces hay que organizarse, hacer planes y buscar todo lo que hace falta.


Los chicos planean el recorrido para llegar al campamento.

En el caso del campamento del Taller de Vida Independiente que realizamos en Declic del 21  al 23 de Julio,  la idea fue de Erik, pero pronto la emoción hizo que los demás también nos involucráramos en el proyecto. Así, mientras Erik buscaba un lugar para acampar, Sergio y Toño practicaban cómo se armaba la casa de campaña, hacían la lista de lo que habría que llevar e invitaban a más amigos. Durante la preparación del campamento, los chicos pusieron en práctica diferentes habilidades, aprendieron a valorar sus propios recursos y a pedir apoyo cuando lo necesitaban.

Después de meses de imaginar y preparar todo para el campamento, llegó el día. Ya éramos un grupo mucho más grande. Se habían integrado Juan, Lalo, Celine, María, Mariana y Alba. Juntos armamos las casas de campaña (aunque pronto la lluvia cambiara nuestros planes de dormir ahí), jugamos baseball, nadamos, hicimos un rally y contamos historias alrededor de la fogata. 


El grupo se dedica a armar las casas de campaña.

El campamento no fue como lo imaginamos. Siempre hay algo imprevisto que puede cambiar nuestros planes; pero de lo que estoy segura es que la pasamos muy bien y aprendimos mucho de esta experiencia.  Aprendimos a confiar en nosotros mismos, a divertirnos en equipo, a preparar y anticipar procesos, en fin, a valorar lo que hemos aprendido y a ponerlo en práctica.

Sofia Rodriguez, maestra de apoyo del taller de vida independiente.

Conociendo nuevas amistades en el campamento.

“Para mi organizar el campamento significaba un reto, ya que este grupo no había salido junto antes y mucho menos con la idea de trabajar y divertirse en equipo, solo habían compartido momentos cortos de trabajo y actividades sencillas, pero permitirse conocerse un poco más unos a otros y trabajar en conjunto en actividades de acampar significaba un reto. El cuál era necesario realizar.

Para mí fue un honor poder organizar el campamento  y también que me permitieran guiarlos dentro de la actividad, y con ello formar más allá de un grupo de trabajo, formar un grupo de convivencia, diversión y lleno de trabajo para pasarla bien.


Juego de beisbol durante el campamento.

Nada de esto pudo haber sido posible sin la ayuda y entrega en esta actividad de mi compañera Sofi, quien comparte el entusiasmo y alegría de llevar actividades como ésta a realizar.

También debo agradecer a las familias de nuestros integrantes por depositar la confianza de poder llevar a lo más sagrado que tienen en la vida, sus hijos, para buscar junto con ellos un desarrollo integral con todas las ramas que tiene una vida independiente, teniendo siempre en cuenta que hay más trabajo por delante para lograr dicho objetivo. Y a Declic por apoyar la iniciativa y buscar llevarla a la realidad.

La experiencia ha sido muy grata y tanto integrantes como facilitadores ya pensamos en ideas para el próximo campamento, llenos de entusiasmo.


Heriberto Jiménez Jiménez.

23 julio 2016

01 FOTOS Campamento de Declic en Monte Sur: ¡soltar los miedos, abrir las alas, alegría y nuevas amistades!

Del viernes 21 al sábado 23 julio 2016, Declic hizo su Campamento "Taller de Vida Independiente" en Monte Sur. Las y los jóvenes con discapacidad intelectual, con síndrome Down, convivieron e hicieron nuevas amistades.

¡Con el apoyo de los monitores de Declic soltaron los miedos, abrieron las alas y dieron paso a la alegría! Desde la llegada conocieron a sus nuevos amigos, se saludaron, armaron sus tiendas de campaña, estuvieron reunidos para la foto del grupo y convivieron en comidas y cenas.















02 FOTOS Campamento de Declic en Monte Sur: ¡trabajo en equipo... partido de béisbol!

En el Campamento "Taller de Vida Independiente"en Monte Sur, las y los jóvenes con discapacidad intelectual, con síndrome Down, trabajaron en equipo con sus nuevas amistades.

¡Con el apoyo de los monitores de Declic no solo montaron sus tiendas de campaña; también jugaron un partido de béisbol muy entretenido dandio todo su esfuerzo por divertirse!











16 julio 2016

Curso: Proceso de Lectura y Escritura en Niñas y Niños con síndrome de Down, discapacidad intelectual y dislexia

OBJETIVO.
Conocer el método lectura y escritura de Ma. Victoria Troncoso y el método fonético gestual de S.B. Maisonny, así como los elementos para su aplicación  en el proceso de niñas y niños con discapacidad intelectual y problemas de aprendizaje a través de talleres vivenciales. 

A quien va dirigido
A docentes regulares, maestros de apoyo y educación especial, padres, familiares, estudiantes y especialistas relacionados con niñ@s y adolescentes con discapacidad intelectual, terapeutas de lenguaje, psicólogos, etc. 


COSTO.
Antes del 30 de agosto: $ 1,200
Antes del 15 de septiembre: $ 1,550
Del 15 al 22 de septiembre: $ 1,750

10 por ciento de descuento a grupos de 3 personas.

El costo incluye material didáctico, servicio de café, refrigerio, constancia.

SEDE.
El Altillo. Avenida Universidad 1700. Colonia Santa Catarina. Delegación Coyoacán. Metro miguel Ángel de Quevedo. Ciudad de México.

FECHAS Y HORARIOS.
Viernes 23 de septiembre: de 14:00 a 19:30 horas.
Sábado 24 de septiembre: de 8:00 a 15:00 horas.



FORMA DE PAGO.

Depósito Bancario en sucursal.
BBVA Bancomer.
Adriana Pérez Carreón.
Cuenta: 2861429434

Tiendas Oxxo.
Solicitar a Declic el número de la tarjeta.

Transferencia Interbancaria.
BBVA Bancomer
Adriana Pérez Carreón. CLABE: 012180028614294341

Favor de mandar su ficha de pago o comprobante de transferencia al correo: declic.cursos@gmail.com


MAYORES INFORMES Y REGISTRO.
Teléfonos: 55 5404 5309 - 5425 1775


CORREOS ELECTRÓNICOS: declic.cursos@gmail.com     declic.lectura y escritura@gmail.com


10 julio 2016

Aprender a Leer y Escribir... Curso en Línea Declic e Ibby México

Declic e Ibby México te invitan a participar en el Curso en Línea

APRENDER A LEER Y ESCRIBIR

Método Troncoso para niñ@s con discapacidad, síndrome de Down y problemas de aprendizaje.

Del 19 de septiembre al 30 de octubre.

Costo $ 3,500 pesos (IVA incluido), $ 250 dólares.

INFORMES: declic.cursos@gmail.com

INSCRIPCIONES: enlinea@ibbymexico.org.mx

Aprende con nosotros. ¡Inscríbete ya!


03 julio 2016

Taller de Matemáticas en La Paz, Baja California Sur. 30 de junio y 1 de julio 2016

Por Adriana Pérez Carreón.

Los días jueves 30 de junio y 1 de Julio estuvimos en el Primer Foro Estatal de la Escuela Básica “La Escuela Pública desde una Visión Inclusiva” en La Paz, Baja california Sur, participando como ponentes en el taller: “La enseñanza de las matemáticas a través de juegos y material didáctico”.  En dos días participaron 45 docentes y directivos de nivel preescolar primaria y secundaria de distintas poblaciones del estado.


Nuestro objetivo era mostrar que las matemáticas se pueden abordar desde procesos sencillos y dinámicos que ayuden a todos los alumnos de un grupo a construir pensamiento lógico matemático respetando la diversidad de alumnos, con y sin retos en el aprendizaje.

Así, el primer día abarcamos las bases del pensamiento lógico matemático que se abordan en el programa de preescolar en cuatro mesas de juegos rotativos, que provocaron en los asistentes reflexión y conflictos cognitivos al jugar con cajas de zapatos, barras numéricas, canastas de distintos tamaños, listones y tablero lógico.


Las conclusiones de este primer día de trabajo fueron las siguientes:

-La importancia de cursar los 3 grados de preescolar para que se den los 4 ejes metodológicos: manipulación, resolución de problemas, verbalización y representación gráfica.

-Es importante planear y realizar actividades de seriación, inclusión, clasificación y conservación de cantidad para la construcción del sentido numérico de unidad y decena.

-Aprender a plantear preguntas pertinentes a los alumnos para lograr en ellos el conflicto cognitivo que les permitan razonamiento matemático.

- Los 5 principios básicos del contar: correspondencia 1 a 1, la ordinalidad, el número de elementos es independiente de los atributos de los mismos y el número final representa la cantidad del conjunto.


El segundo día de trabajo los maestros y directores recordaron la importancia de trabajar en equipos y con material concreto, ya que ello da la posibilidad de descubrir y construir pensamiento lógico matemático que no se logra trabajando sólo en libros, cuadernos y pizarrón.

Para nosotras como talleristas, nos quedó muy claro la importancia de no mostrar las formas de resolver los problemas aritméticos sino plantear las preguntas adecuadas para que cada equipo encuentre su propia manera, con los mismos materiales, comparando los resultados y los procesos, respetando de nuevo la forma de acceder a ellos.


Específicamente en el tablero de la división Montessori, cada equipo encontró una forma distinta de representar y resolver una operación de división con un y dos dígitos. Y eso fue sumamente enriquecedor para el taller.

Lo mismo sucede con los alumnos, cada equipo puede encontrar distintas maneras de procesar y resolver, a distintos niveles. De ahi la importancia de plantear consignas claras, retos distintos y organizaciones flexibles.


Trabajamos con el ábaco Nepohualtzintzin o ábaco maya. Con ello se introdujo al taller un material valiosísimo que, además de servir para realizar operaciones y cálculos matemáticos, nos da identidad y valoran nuestra cultura al empoderar los aportes de los antiguos mexicanos.



Gracias a la Secretaría de Educación del Estado de Baja California Sur y a todos los organizadores del evento, por invitarnos a participar de esta maravillosa experiencia de inclusión. 

26 junio 2016

Programas educativos para Síndrome de Down

El lunes pasado, 20 de junio 2016, participamos en la Escuela para Padres del Instituto Nacional de Pediatría. Ahí, junto con las escuelas Integración Down, Mosaico Down, CAED  y Joyland, y el centro de terapias Jérôme, compartimos nuestros programas y experiencias en la inclusión social y educativa de niños, niñas y jóvenes con síndrome de Down.



Cada escuela tuvo oportunidad de presentar su programa educativo durante 10 minutos. Y muchos coinciden en cuanto a las áreas de trabajo: académica, afectivo social, vida independiente y talleres diversos que les van preparando para la vida laboral. El plus de cada institución es diferente, de acuerdo a su misión y visión.


Para integración Down, es la autodeterminación, empoderar a los muchachos.

Para CAED, es el bienestar en todas las áreas, que se sientan seguros y realizados como personas y el convivir cotidianamente con otros grupos educativos o laborales de personas sin discapacidad para favorecer la inclusión mutua, la interacción.

Para mosaico Down el desarrollo de todo el potencial de cada alumno. 

Para Joyland, el derecho a pertenecer y el grupo de profesionistas que avalan una atención personalizada.

Para centro Jerome hacer programas por edad y nivel de desarrollo, que incluyen talleres y una atención específica en integración sensorial.

Declic: por nuestra parte, presentamos el programa de nuestro curso de verano “Makaton” como una alternativa de comunicación para niños y jóvenes que no lograron desarrollar comunicación oral suficiente como para darse a entender en todos los contextos y necesitan una vía complementaria.


En este evento recordamos que cada persona es única. Cada una tiene sus potencialidades y retos, y su propia forma aprender. Reconocer y aceptar esta diversidad es también un compromiso de buscar la manera para que todos puedan decidir, compartir y participar activamente en la comunidad. No hay dos caminos iguales. Lo que para un niño pudo haber sido clave para su inclusión, puede no ser lo que otro niño necesita y viceversa.

Así, en esta búsqueda puede ser fácil perder el norte. Quizás en estos momentos pueda servirnos la orientación de profesionistas y la compañía de otras familias, pero, sobretodo, es fundamental escuchar a nuestros niños y niñas y hacerlos parte en esta búsqueda que es suya. “Nada sobre nosotros sin nosotros” fue una frase clave en la lucha por los derechos de las personas con discapacidad, y aún es una frase muy actual que puede guiarnos en la búsqueda de la inclusión.