25 noviembre 2017

¿Y si convertimos los NO PUEDE en SÍ PUEDE con nuestros alumnos

Para Lupita Salcido.
Por su pasión por avanzar e incluir a todos sus alumnos.

El pasado 3 y 4 de noviembre tuvimos el gusto de compartir nuestro Taller de Matemáticas en Ciudad Juárez, Chihuahua. Del equipo Declic participamos la Lic. Alejandra Romero y una servidora en las instalaciones del Colegio Litalí.  

El grupo se conformó por maestras muy comprometidas de USAER de preescolar; maestras frente a grupo de preescolar; la maestra Lupita Vadillo, supervisora escolar; la Lic. Marisa Lizet Flores, representante de las personas con discapacidad en el municipio, y nuestras organizadoras estrella: Aracely Díaz, Natalia González y Lupita Salcido.

A ellas les debemos el haber hecho posible este nuevo curso. Después de muchos trabajos y dudas respecto a la fecha, estuvimos las que teníamos que estar.

Lo que marcó esta experiencia fue que pudimos compartir como talleristas lo que proponen los teóricos del pensamiento lógico-matemático respecto al proceso de adquisición del sentido numérico, los cimientos para las operaciones básicas, pesos y medidas, manejo del dinero, reloj y calendario. Lo hicimos desde una perspectiva constructivista, Metodología Montessori y manejando los cuatro ejes metodológicos, para que realmente los niños con y sin discapacidad accedan a aprendizajes prácticos, significativos y relacionados con el entorno en casa y escuela.


 Y de esta propuesta surgió el diálogo con la experiencia cotidiana, las maestras que tienen en sus grupos niños con síndrome de Down, con discapacidad intelectual, con autismo, con problemas de aprendizaje o hiperactividad. Nos hacían constantemente estas preguntas:

¿Cómo hacer todo este proceso dentro del grupo regular?

¿Cómo lograr que mis alumnos con discapacidad se conecten, se enganchen en el aprendizaje si estoy sola con 30 niños o si puedo apoyar solamente a la maestra del grupo una vez a la semana?

¿Cómo pasar de “mi niño no puede hacer esto o lo otro dentro del grupo regular a mi niño puede hacer y aprender dentro del grupo regular”?

Las respuestas las encontramos en el compartir experiencias entre todas, en el hacer adecuaciones o ajustes curriculares a las propuestas de secuencias didácticas, que se enriquecieron con toda la parte teórica que les propusimos, complementando la extensa currícula que en esta área nos marca la SEP.

Y así surgieron propuestas como: se requiere trabajar por proyectos, trabajar por estaciones, trabajar con material adaptado para enfrentar al éxito a nuestros niños, en lugar de las copias, el recortar, pintar y colorear eternamente…

Hubo tres participaciones que queremos compartirles para que se animen a realizarlas en sus grupos.

·         Cantando restamos
La primera es una canción, que utiliza la maestra Cristina para la participación de sus alumnos, que les muestra el sentido de la resta o sustracción:

5 pelotitas, formadas en hileras, una esta saltando, y se queda fuera… tararan, tararan tan tan…

cuando queda una sola pelotita, se cambia la canción:

pobre pelotita se quedo solita
y se fue saltando hacia su casita


 Ella también nos dio su testimonio de cómo son los mismos papás de los niños regulares los que muchas veces obstaculizan el proceso de la inclusión, y cómo la maestra de apoyo puede ayudar a cambiar esa visión de “niños especiales que le quitan el tiempo a la maestra para atender a niños regulares” hacia otra visión que nosotros implementamos en nuestras acciones hacia una cultura de educación inclusiva. “Niños especiales y niños regulares pueden aprender juntos, y enriquecen el aprendizaje de todo el grupo” (su testimonio está en el video 2).

·         Piedras de colores.
Otra participación fue de una maestra que tiene en su grupo un niño con autismo, a quien le encanta coleccionar piedras y siempre trae unas en la bolsa de pantalón.

A partir de esta característica, las maestras en equipo planearon la siguiente secuencia didáctica:

1.       Todos los niños  del grupo salen al patio a coleccionar 5 piedras medianas.
2.       En equipos de 4, con las piedras lavadas medianas, las pintan de los cuatro colores básicos: verde,  amarillo, azul, rojo.
3.       Clasifican las piedras según los criterios que van surgiendo en el equipo o que les da la maestra: piedras por colores, por tamaños, por texturas. También pueden hacer seriaciones por tamaños
4.       Hacen un registro gráfico de sus clasificaciones y sus seriaciones.

En esta secuencia la maestra pudo plasmar el contenido  a trabajar en el área lógico matemática, junto con  una característica de un niño con autismo, que le encanta  coleccionar, y pasar del problema a la propuesta… e integrar a su alumno con un aprendizaje significativo y práctico.

·         Canción de  los elefantes
Por último, la maestra Lupita Salcido, maestra de apoyo de USAER con muchos años de experiencia,  nos compartió esta secuencia didáctica con la canción de “un elefante se columpiaba, sobre la tela de una araña, como veía que resistía, fueron a llamar a otro elefante”. Muchos la sabemos desde niños, y con ella pudo integrar al aprendizaje a un niño con discapacidad con atención muy dispersa, para trabajar la suma.

1.       Llevar una cobija al salón y con la ayuda de la maestra titular y ella que es maestra de apoyo, toma a la cobija de las 4 esquinas y va subiendo a los niños para balancearlos como si fuera una hamaca mientras cantan todo el grupo la canción. Y van sumando niños.

2.       Les dan elefantes de papel a los niños por equipo, les dan cartones y estambre donde construyen las telas de araña y colocan los elefantes en la tela de araña que construyeron previamente, al mismo tiempo que cantan la canción.

3.       Hacen la representación gráfica de la actividad, y cada niño dibuja lo que le gustó de la misma.

4.       Pueden hacer una ecuación de adición los que ya manejan numerales escritos: 1 + 2 igual a 3.

Como ven fue un grupo muy creativo… y agradecemos una experiencia más que esperamos les motive para hacer con sus alumnos secuencias inclusivas y nos comparten sus experiencias.

Mtra. Adriana Pérez C. 

0 comentarios :

Publicar un comentario